¿Cómo esterilizar chupetes y biberones?

Si eres padre primerizo, uno de los principales cuidados que debes tener, mientras el cuerpo de tu bebé va adquiriendo las defensas naturales, es esterilizar todos los elementos que estén en contacto con su boca, como lo son chupetes y biberones.

Esto garantizará que tu pequeño esté sano y feliz por mucho tiempo, alejando los intervalos de posibles infecciones.

Durante los primeros meses, tu bebé es más susceptible a infecciones por virus y bacterias que se encuentran en el ambiente. Por ello la importancia del cuidado y esterilización de los artículos que tu bebé se pueda llevar a la boca.

Existen diferentes métodos efectivos para garantizar la esterilización, siempre que sepas cómo utilizarlos.

Qué es la esterilización y sus beneficios

Es un proceso que consiste en aplicar calor a más de 100º C (temperatura promedio de ebullición del agua). Este proceso es útil para eliminar gérmenes que puedan afectar la salud.

Guía rápida para esterilizar chupetes y biberones correctamente

  • Limpia muy bien tus manos.
  • Separa y lava adecuadamente con agua caliente, detergente suave y un cepillo apropiado todas las piezas del biberón.
  • Utiliza uno de los métodos de esterilización que te sugerimos más abajo. El más común y práctico es colocar las piezas que deseamos esterilizar en suficiente agua hirviendo por un máximo de 5 minutos, moviéndolas con cuidado para garantizar que el agua y el vapor lleguen a todas las superficies que deseamos esterilizar.
  • Saca las piezas calientes con una pinza y colócalas en un recipiente con tapa para que el biberón o chupete quede aislado y no se vuelva a contaminar con los microorganismos que se encuentran en el ambiente.

Métodos de esterilización para chupetes y biberones

Existen diferentes métodos de esterilización por calor, para acabar con los microorganismos que se adhieren a los productos que usas para alimentar a tu bebé. 

Acuérdate de lavarte bien las manos y separar todas las piezas del biberón antes de esterilizarlo.

Esterilización con agua hirviendo

  • Hierve una gran cantidad de agua, de preferencia que cubra los objetos que vas a esterilizar.
  • Coloca todas las piezas en el agua hirviendo durante 5 minutos.
  • Evita que las mismas queden en contacto entre sí o con el lateral de la olla, esto evitará deformaciones y daños.

Esterilización con esterilizador eléctrico

  • Esterilice todas las piezas siguiendo las instrucciones que encontrará en el manual de usuario del equipo.

Usualmente, la mayoría de esterilizadores eléctricos son completamente automáticos y cuando el biberón se ha esterilizado se apagarán. Por lo que podemos dejarlos encendidos, cuando nos vamos de casa, y al volver ya estará listo de usar.

 Esterilización en el microondas

  • Utiliza una bolsa específica para estilización o un recipiente especial provisto de tapa. Ambos están diseñados para resistir al calor.
  • Coloque los chupetes y biberones con un poco de agua dentro.
  • Caliéntelos en el microondas durante unos 4-8 minutos.

Este es el tiempo mínimo recomendado. Existen estudios clínicos que demuestran que la forma en que el microondas aplica calor puede ocasionar que los plásticos desprendan sustancias químicas toxicas, que con el uso continuo, pueden afectar la salud del bebé.

¿Qué hacer antes de esterilizar chupetes y biberones?

Realiza siempre una limpieza apropiada de tus manos y de todas las partes del biberón, por separado, para eliminar los residuos de leche que se van acumulando en las distintas superficies del biberón.

¿Cuánto tiempo debo esterilizarlos?

El proceso de esterilización promedio para chupetes y biberones puede durar 5 minutos. Dejarlos por más tiempo puede propiciar deformaciones en las piezas que se están esterilizando, debido a la excesiva aplicación de calor.

¿Cuándo esterilizarlo?

Normalmente los chupetes y biberones se deben esterilizar cuando:

  • Son nuevos y vamos a usarlos por primera vez.
  • Se han caído al suelo.
  • Si no se han usado en mucho tiempo.
  • Si el bebé está enfermo o tiende a enfermar con frecuencia.

¿Por qué esterilizarlos?

Esterilizar biberones, chupetes, tetinas, cucharillas, juguetes de plástico y cualquier otra cosa que tu bebé use constantemente y se lleve a la boca, es necesario para garantizar la salud de tu bebé.

El propósito es mantener una buena higiene eliminando los gérmenes que pueden producir vómitos, diarrea y fiebre.

Hasta cuándo esterilizar los chupetes y biberones

Los pediatras recomiendan esterilizar todos los objetos que el niño pueda meterse en la boca hasta los 4 meses. Durante todo este tiempo deja que el sistema inmunológico de tu bebé se fortalezca, antes de entrar en contacto con las bacterias que hay en el ambiente.

A partir del cuarto mes, puedes seguir esterilizando con menos frecuencia, para eliminar residuos de leche o de gérmenes que vayan quedando en las superficies. Esta exposición paulatina irá fortaleciendo las defensas de tu bebé.

A partir de los 6 meses, puedes reducir la esterilización, solo para las ocasiones que lo ameriten. Incluso, puedes colocar los biberones y demás objetos en el lavavajillas con un programa de más de 80 grados o puedes optar por lavarlos bien con agua caliente y jabón.

Las altas temperaturas que apliques en el lavado, garantizará que la limpieza sea efectiva, aun cuando no esterilices a diario el chupete o biberón de tu bebé.

Almacenamiento después de la esterilización

  • Procura ayudarte con una pinza para no quemarte.
  • Déjalas secar boca abajo sobre una superficie esterilizada o colócalos dentro de un recipiente con tapa. En su defecto, también puedes taparlos con una toalla limpia, para evitar que se contaminen de nuevo al estar expuestos directamente al medio ambiente.

Si deseas ver una explicación sobre los distintos métodos de esterilización de chupetes y biberones puedes ver el siguiente video:

https://www.youtube.com/watch?v=obamHxdZ_M0

No olvides darle una debida limpieza y esterilización a los artículos que utilizas para alimentar o calmar a tu bebé antes y después de cada uso. Esto también aumentará su vida útil. Tampoco te preocupes si el látex se vuelve opaco después de la esterilización, es parte del proceso.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

0