Cojin de lactancia

El cojín de lactancia es un elemento doméstico que se usa durante el tiempo de lactancia. El fin de estos cojines es facilitar la tarea de amamantar al bebé, o darle su biberón.

Esto lo hacen al permitir que el brazo de la madre y el bebé reposen sobre el cojín. Además, estos cojines suelen ser muy útiles para mejorar la calidad de sueño de las embarazadas.

Si quieres aprender más sobre estos cojines, sigue leyendo.

Mostrando todos los resultados 16

Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0

Ventajas de un cojín de lactancia

Tal y como hemos mencionado, los cojines de lactancia ofrecen muchos beneficios tanto para la madre como para el bebé. Estos son los beneficios más importantes:

  • Ergonómicas para el cuerpo. La frecuencia del amamantamiento con las malas posturas son la fórmula perfecta para causar dolores en el cuerpo, especialmente en la espalda. Estos cojines ayudan a mejorar la postura mientras se amamanta al bebé, ofrece mayor comodidad a la madre, y por tanto, reduce dolores musculares.
  • Mejora la técnica de lactancia. El cojín ofrece la postura, altura e inclinación correcta para que el niño se amamante correctamente. Por ejemplo, provee la altura adecuada para que el niño quedé a la altura del pezón, y succione mejor la leche. Además, evitarás posturas incómodas para ti y para tu bebé.
  • Ideal para el postparto. Es perfecto para después una cesárea. Al colocar el cojín entre la cicatriz y el niño, disminuirá bastante la presión en la herida que podría causar dolor y molestias.
  • Indispensable para partos múltiples. Existen modelos en el mercado para amamantar fácilmente a gemelos o mellizos fácilmente. Una tarea realmente titánica, se volverá muy sencilla con estos cojines especiales.

Algunos consejos que podríamos darte es que uses correctamente el cojín de lactancia. De otra manera, obtendrás los efectos contrarios a los que hemos mencionado anteriormente. Presta atención, especialmente, al tipo de cojín que escoges, su firmeza y tamaño. Y siempre cuida la inclinación de la cabeza del bebé.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que estos cojines pueden producir mucho sudor tanto en la madre como en el bebé, especialmente en los días más calurosos del verano. Así que, debes aprender a amamantar a tus bebés sin estos cojines, en caso de que en algún momento no quieras usarlo.

Los cojines de lactancia más populares

En el mercado existen diferentes tipos de cojines de lactancia, que varían según su marca, calidad o precio. Sin embargo, hay dos tipos de cojines que son muy solicitados por las madres por la comodidad que ofrecen. Estos son: Cojines con forma de media luna, y cojines con forma alargada.

Cojines con forma de media luna

Se colocan alrededor de la cintura, de modo que queda bien sostenido con ambos extremos en la espalda. Además, permite colocar al bebé sobre la parte más grande del cojín.

Estos cojines se ajustan perfectamente a cualquier tipo de cuerpo, por lo que puede usar usado tanto por mami como por papi al dar el biberón. Otra cosa es que, al no ser muy grandes, pueden transportarse de manera muy fácil de un lado a otro.

Gracias al material de su relleno, la almohada no pierde su forma. Y el material de su relleno puede estar hecho de diferentes materiales según tus requerimientos.

Cojines con forma alargada

Estos cojines tienen forma de serpiente o de churro, y puede medir de uno a dos metros. Gracias a sus rellenos, estas almohadas son más moldeables para utilizarlos de diversas maneras.

De hecho, también pueden ser utilizados como almohada de embarazo o cojín maternal. Puesto que ayuda a aliviar la espalda al sentarse, o sirven como un apoyo lateral para el embarazo.

Su gran desventaja es que, al ser muy grandes, son difíciles de transportar.

Cojín de lactancia gemelar

Los cojines de lactancia gemelar son más grandes que los comunes, y poseen un relleno cómodo y estable. Por lo cual, suelen ajustar fácilmente al cuerpo de la madre, y facilita la lactancia de ambos bebés al mismo tiempo.

0