Cambiador portatil

Los cambiadores de bebé son muebles domésticos que nos permiten cambiar o limpiar a nuestros bebés. Sin embargo, la mayoría de los cambiadores suelen ser muy pesados o grandes, como para ser llevados de un lado a otro.

Mostrando todos los resultados 14

Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
0

Si deseas tener algo práctico, entonces los cambiadores portátiles son para ti. Quédate con nosotros, y te mostramos una guía al respecto.

¿Qué es y para qué sirve un cambiador portátil bebé?

Los cambiadores portátiles poseen un sistema muy sencillo, para limpiar, cambiar el pañal o vestir a tu bebé. Estos te permiten usarlo en cualquier lugar en que te encuentres de una forma muy cómoda, gracias a su sistema desplegable que permite armarlo y guardarlo fácilmente.

Además, gracias al poco espacio que ocupan, son fáciles de llevar mientras vamos de un lado a otro con nuestro pequeño.

Ventajas de un cambiador portátil bebé

Estos cambiadores ofrecen varios beneficios, los cuales son:

  • Muy compactos. Por lo cual, son fáciles de guardar, manejar y transportar.
  • Muy versátiles.  Puesto que nos permite almacenar y llevar varios accesorios para el cuidado de nuestro bebé.
  • Muy sencillos de limpiar.Si se ensucian (que es lo más posible), no requieren mucho trabajo para limpiarlos, gracias a su material impermeable.
  • Muy fáciles de transportar. Especialmente, cuando tenemos necesitamos cambiar a nuestro bebé en lugar que no sea nuestra casa.
  • Muy económicos. A diferencia de otros cambiadores para bebés, estos suelen ser muy económicos.

Cada vez que utilices estos cambiadores deberás escoger una superficie adecuada, especialmente donde desplegar completamente el cambiador.

Qué puedo llevar en un cambiador portátil de bebé

Gracias a que estos cambiadores son muy versátiles, te permitirán llevar todo lo que necesitas para el cuidado de tu bebé. Estas son algunas de las cosas que podrás llevar en ellos:

  • Pañales. 
  • Una toalla. 
  • Ropa limpia. 
  • Cremas hidratantes. 
  • Toallitas húmedas.

No obstante, no son los únicos productos que podrás llevar en un cambiador portátil. Puedes almacenar muchos más según las necesidades de tu bebé.

Qué tener en cuentas antes de comprar un cambiador portátil

A diferencia de otros cambiadores, el criterio de compra suele disminuir considerablemente. Aun así, debes tener en cuenta algunas características clave para escoger estos cambiadores. Ten en consideración estas 4 cosas:

  • Material. Puesto que la piel de nuestros bebés es muy sensible, debes asegurarte de que el material del cambiador sea suave, y que, además, no produzca alergias.
  • Tamaño. Recuerda que tu bebé puede utilizar un cambiador hasta los 3 años de edad. Así que debes escoger un cambiador que tenga un tamaño lo suficientemente grande para que el pequeño quepa en él hasta que llegue a esa edad.
  • Espacio de almacenaje.  En el mercado existen cambiadores portátiles con diferentes tipos de bolsillos que te ofrecen mayor o menor capacidad de almacenamiento. Deberías escoger aquel que consideras que te ayudará a llevar lo que tu bebé necesita.

Cómo utilizar un cambiador portátil

Si quieres que el proceso de atender a tu bebé sea más fácil y seguro con los cambiadores portátiles, sigue los siguientes consejos.

  • El bebé debe estar a la altura de tus brazos. Esto te permitirá tener mayor estabilidad, y manejar al pequeño con mayor facilidad, mientras que mantienes la seguridad.
  • Escoge la superficie adecuada. Para utilizar de mejor manera el cambiador, es ideal que la superficie se plana y estable. Además, debe permitirte estirar completamente el cambiador.
  • Coloca al bebé en el centro del cambiador.  De lo contrario, podría resbalarse por los lados.
  • Limpia el cambiador. Para evitar que se creen manchas sobre la superficie del cambiador (que podrían afectar la salud del bebé a causa de las bacterias), limpia cualquier suciedad que caiga sobre ella. Utiliza las toallitas húmedas para ayudarte.

Un último consejo que podríamos darte es que, si tu pequeño está muy inquieto, y no te permite realizar la labor, puedes entretenerlo con algún juguete, o jugar con él mientras tanto.

0